¿No os parece que cada vez es más común ver parejas y familias multiculturales? En un mundo tan globalizado y sobre todo si vives fuera de tu país, relacionarte con gente de otros lugares y las posibilidades de enamorarte de alguien extranjero son mucho mayores. He hablado con 30 personas que comparten su vida con una pareja extranjera para contrastar opiniones.

Photo by Aaron Burden on Unsplash

De entre los entrevistados, 4 de los 30 comparten idioma materno con sus parejas. Los restantes 26 se comunican o bien en un tercer idioma (9) o en el idioma materno de uno de los dos (17). Para la mayoría de éstos últimos, el idioma es un factor indiferente para la buena comunicación, algunos apuntan que es incluso una ventaja; por las posibilidades de practicar otro idioma pero también para evitar conflictos como señala Alba, española con pareja alemana: “hablar en otro idioma te hace reflexionar más lo que vas a deciry Russell, inglés casado con una española: “Cuando está enfadada conmigo, puede hablar muy rápido en su lengua materna y no tengo ni idea de lo que está diciendo.” Ester, española, con pareja belga asegura que también puede llevar a situaciones cómicas: “hay muchísimos más momentos que llevan a un ataque de risa porque entendemos lo que queremos o traducimos expresiones literalmente”. Por otro lado, entre las desventajas destacan que la diferencia de idioma puede llevar a muchos malentendidos y como dice Roberta, italiana con pareja danesa: El sentido del humor puede ser diferente, a veces no encontramos graciosas las mismas cosas.”

¿Cuáles son las ventajas que los entrevistados ven en tener una relación multicultural? Todos mencionan el enriquecimiento que ofrece este tipo de relaciones tanto desde un punto de vista cultural como idiomático, Ana española con pareja italiana lo resume así: “Te abre la mente y te enseña nuevas formas de pensar y de hacer las cosas que no habías pensado antes.  Te hace ser más comprensivo y tolerante.”

¿Y los retos que suponen este tipo de relaciones? Diferentes horarios, costumbres de comidas, formas de expresarse y la integración en los respectivos grupos de amigos cuando no se comparte idioma, son las más mencionadas.

Marina, española con pareja inglesa resume la fórmula de éxito para sobrellevar las diferencias: “respetamos las costumbres de cada uno y al final los dos hemos creado “nuestra” costumbre que es una mezcla de las costumbres que los dos traíamos.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.